miércoles, 5 de enero de 2011

PROYECCION DEL VALOR DEL DOLAR PARA EL AÑO 2011

En este mismo blog, el 16 de Diciembre de 2009, señalaba que existirá un dolar bajo por al menos dos años. Efectivamente esa moneda se ha depreciado en el mundo frente a otras. A la vez indicaba que USA no iba a asumir solo los costos del ajuste, y que iba a involucrar a Europa y China, para compensar las paridades.

La zona Euro ha enfrentado en 2010 la caída de mercados como Irlanda, Grecia y España, los cuales han debido ser ayudados por Alemania, Francia e Inglaterra. Por su parte China continúa su tendencia alzista en todos los campos sin haber internalizado un ajuste.

En otro artículo en inglés en 2008 anunciaba el riesgo de GOVERNMENTRUPCY, una posible quiebra o insolvencia de algunos gobiernos del mundo, haciendo un simil con el concepto de BANKRUPCY, la quiebra de bancos o empresas. Efectivamente ha estado sucediendo en 2010. Pero a diferencia de otras crisis, en las cuales eran las economías subdesarrolladas las que enfrentaban mala administración, ahora sufren las economías del primer mundo. Partiendo por USA.

Las economías emergentes no tienen ninguna capacidad de contrarrestar los movimientos de USA, Europa y China.

Cuando 2011 acaba de empezar,confirmo las predicciones señaladas en mis trabajos desde el comienzo de la crisis de 2008.

1. El dólar continuará bajo porque los fundamentos de la crisis no son financieros, sino que son de la economía real.

2. China seguirá avasallando los mercados con compras masivas de materias primas y recursos naturales, precisamente porque entiende la escacez futura de esos recursos y porque comprende que la crisis es de naturaleza económica y no financiera. Por lo tanto, está tomando posiciones agresivas para continuar su expansión.

3. La mayoría de las monedas del mundo tendrán grandes fluctuaciones de precios, y es difícil proyectar tendencias de las paridades. Pero los motivos meramente financieros llevarán a un dolar bajo. Además la enorme interdependencia entre productos financieros mundiales provoca caídas en dominó. Y la masividad de derivados financieros de todo orden, no ha sido detenida, amplificando cualesquier posible desorden financiero actual o futuro. Es raro. Es como tener miles de cartuchos de dinamita botados por todas partes de una oficina. Basta que una colilla de cigarrillos encienda uno, para que exploten en cadena.

4. En algún instante de los próximos 3 años, tanto Europa como USA van a reaccionar frente al control económico que está adquiriendo China de los recursos mundiales. Europa, Australia, India, Brasil y varios países emergentes van a empezar a reaccionar y va a empezar una real guerra por los recursos naturales. Esa tendencia no significa necesariamente compra y producción presente de materias primas, sino que contratos y compras de recursos para asegurarse el abastecimiento a largo plazo.

4a. Lo anterior también significa invasiones y guerras. El dólar puede subir por esta causa.

5. La crisis financiera es inevitable. Sin embargo, es igual que el humo en un incendio. Siempre va a existir humo cuando se esté quemando carbón, leña, escritorios, una casa, un edificio, plásticos, papel, ropa, libros, bencina, petróleo, alfombras, etc. La crisis financiera es el humo. Pero entendamos bien que es lo qué se está quemando. Todo bombero sabe que se trata de manera distinta el incendio, según el material que está en combustión. Tengo la impresión de que la mayoría de los que toman decisiones a nivel político y económico en el mundo, aún no logran comprender la naturaleza de este incendio. Todos hablan de la crisis financiera, es decir, del humo. Nadie habla realmente del material que da origen al incendio. Por lo tanto, el humo continuará saliendo y el fuego continuará su expansión.

6. En consecuencia, estamos dentro de una crisis económica gigantesca, pero nos hemos acostumbrado a vivir con ella. Por ese motivo, fue aparentemente tan sorpresivo el inicio de la crisis. Practicamente nadie la vió venir. Si alguien cree que la causa de la crisis es un grupo de casas sobre evaluadas y que se otorgó créditos que excedían el valor comercial de la vivienda en Estados Unidos, es porque no se entiende nada realmente de economía. Se entiende de finanzas ( el humo) pero no de incendios, no se entiende el mundo real. Como los fundamentos económicos reales de la crisis no han desaparecido, continuarán los coletazos financieros por todas partes.

7. La economía humana está enferma a nivel planetario. Está enfermando al planeta. Y cuando un paciente está enfermo y se diagnóstica considerando los síntomas, es posible bajarle la fiebre, es posible darle calmantes para que se sienta mejor, y vuelva a trabajar. Pero todo médico sabe que un mismo síntoma puede ser causado por enfermedades diferentes. Mi opinión es que la mayoría de los economistas, empresarios, centros de estudio, y gobiernos, están haciendo mal el diagnóstico del paciente llamado economía.

8. Cuando un paciente es tratado médicamente, es un ser humano con nombre y apellido, donde interesa toda su vida personal y familiar para conocer las causas de la enfermedad, su origen, etc, para dar un tratamiento con alguna probabilidad de éxito. El médico toma en cuenta la vida total del paciente, en que trabaja, cuales son los riesgos laborales que enfrenta, etc. Del mismo modo, quienes quieran "sanar" la economía planetaria deberán ver no solo a la economía, sino a la humanidad como un todo. Sin este enfoque, no se recuperará al paciente. Es la sociedad humana la que se ha enfermado, no solamente la economía. Porque la decisión entre consumo y ahorro, o entre ahorrar o endeudarse para consumir, o entre consumir o invertir, son decisiones que implican un modo de vida. Implican una escala de valores. Implican una forma de construir la vida familiar y la forma de desarrollarnos como sociedad. Por lo tanto, si existió un exceso de endeudamiento por parte de las familias y existió un exceso de ambición de los que prestaron la plata, fueron fallas en el comportamiento humano las que gatillan la crisis. Se equivocaron los evaluadores, los reguladores, los controladores, los auditores, etc. Esas no son fallas económicas: son fallas humanas, en el más amplio sentido de la palabra. Entonces, lo que está crisis ha revelado es que el modelo de acelerar el consumo presente, en vez de ahorrar, fue llevado a un límite extremo por los agentes económicos. Y esa práctica está totalmente extendida por la economía. En consecuencia los fundamentos de la crisis financiera del año 2008, siguen latentes. No han desaparecido en lo más mínimo. Los fundamentos teóricos de esta práctica humana están bien explicados en las teorías del consumo, del ahorro y de la inversión. No sería posible anticipar el consumo futuro de muchos bienes y servicios, si no fuese precisamente por la existencia de un sistema monetario, financiero y bancario tan complejo y extendido. Entonces, hay una parte importante de la humanidad que vive sobregirada, pagando intereses importantes. Unos prefieren vivir de lo prestado en el presente, pagando unos años de su vida en intereses al sistema financiero. Entonces, no tiene nada de raro que haya ocurrido el tema de las hipotecas sobre-evaluadas. Podría pasar muchas veces. Lo que amplificó la crisis, son las ramificaciones de un sistema financiero internacional muy complejo y fuera de control. No tiene filtros para evitar las crisis o para aislarlas.

9. La sociedad humana tiene objetivos diferentes que hace 50 años. El comunismo fue un fracaso rotundo como sistema político, económico, social y humano. Sin embargo, China lo sigue manteniendo. Pero con gran participación capitalista en su economía. Me atrevería a decir, que sin la participación económica de Occidente que ha contratado por décadas a las fábricas chinas e invirtió allí, no existiría la poderosa China del presente. Occidente le dió el capital financiero a China para desarrollarse, mientras se paga sueldos miserables a la mayor parte de su población, la que no tiene derecho a huelga, ni sindicatos. Son muchos los casos en que las personas viven al interior de las instalaciones productivas, no en casas y poblaciones individuales, sino que directamente en edificios más parecidos a barracones de un campamento de guerra. Viven apiñadas en un colectivo de personas que trabajan de sol a sol. ¿Ese es el paraíso comunista para los trabajadores? Eso es parecido a ciertas instalaciones occidentales que son la excepción de la regla, donde si existe libertad, derecho a huelga, sindicatos, etc. Jamás Occidente debió haber aceptado ese trato indigno a los trabajadores chinos, que son seres humanos como nosotros. En países como Chile - que no es desarrollado - se demandaría a los empresarios que no cumplan con un estándar básico. Si se hiciese esas demandas en la China, posiblemente un 50% de las empresas serían demandadas, por no dar un trato mínimo básico de calidad de vida laboral. Por ejemplo, las jornadas laborales chinas son permanentemente de sol a sol. No hay vida familiar. En demasiadas ocasiones, los empleados son practicamente esclavos de sus patrones. Entonces sin la demanda de bienes de los países occidenteales y sin sus inversiones, sería impensable el "milagro" económico chino actual. Por lo tanto, en el presente la China comunista a nivel económico es una extensión del sistema capitalista occidental, con algunas de sus virtudes y de sus defectos. Aunque debe destacarse que parte de la mentalidad del trabajador chino le lleva "sacrificarse " por el conjunto, y muy posiblemente no siente la pérdida de libertad individual como lo haría un trabajador occidental. No todo lo colectivo, es pura imposición. También es aceptación cultural y real porque hay una raíz psicológica y social diferente a la Occidental. Si China hubiese seguido siendo comunista a la manera ortodoxa, habría posiblemente fracasado también como lo hizo la URSS. O tal vez existiría más modestamente y con austeridad, porque su pueblo es más dado a aceptar tanto la autoridad como la austeridad, que en Rusia, porque nunca han conocido la democracia ni la prosperidad individual. Cayó el Muro de Berlín porque los ciudadanos de la entonces Europa Oriental y de la Ex URSS buscaban también mayor libertad y mejores posibilidades de vida. Ellos se sentían europeos y veían que sus amigos occidentales tenían mejor calidad de vida. Era una pura cuestión de tiempo el cambio que finalmente ocurrió. Pero en China es distinto. Han estado acostumbrados por milenios a tener regímenes imperialistas donde el emperador y los funcionarios del estado deciden por el ciudadano. Ahora el emperador se llama Secretario General del Partido Comunista, y la antigua Corte Imperial, ha sido reemplazada por los funcionarios del Partido Comunista. Cambian los nombres, pero sigue siendo un sistema centralizado de decisiones económicas. La necesidad de libertad y de prosperidad individual del ciudadano chino no era la misma que en la Ex-Europa Oriental, porque tienen miles de años viviendo más colectivamente. Aunque con astucia, los gobernantes chinos previeron que habría cierta presión externa e interna por mayores libertades económicas desde la caída de la URSS, entonces se anticiparon creando sus enclaves abiertos al libre mercado en algunas ciudades y territorios de su vasto país. Y así han aprovechado la enorme influencia de moneda norteamericana y europea para desarrollar su industria y el comercio.

Ilustro este ejemplo solo para graficar que los cambios económicos también tienen un componente fundamentalmente humano en el largo plazo. Europa del Este se abrió preferentemente al valor de la libertad, sacrificando temporalmente sus ciudadanos algunas de las comodidades y seguridades que les otorgaba el estado de bienestar de los regímenes comunistas, que en Occidente son bastante menores. Donde tenemos que trabajar para tener seguros de salud, educación, para tener jubilación, etc, elementos que intenta asegurar la visión más estatal de la sociedad. Es el precio de la libertad individual. Un ejemplo al canto: Cuba está solicitando de sus ciudadanos en el presente mayor laboriosidad porque no pueden mantenerse con la escasa productividad de la fuerza de trabajo mayoritariamente estatal. Cuba ya no puede mantener el estado de bienestar sostenido durante décadas y arriesga a caer en la pobreza y aún en la miseria si no cambia. Eso está pidiendo a fines de 2010 Raúl Castro, su Presidente. Por otro lado, China sólo se abrió económicamente hace un par de décadas, pero no otorga las libertades humanas. Europa del Este prefirió el valor de la libertad. China comunista prefirió la riqueza material del estado, pero no dar libertad a sus ciudadanos. Diferente enfoque para mover un continente completo en China y en Europa. Cuba ahora - un poco tarde - quiere seguir el modelo chino, pero los cubanos "no trabajan como chinos". Habrá que ver como se desarrolla ese nuevo experimento económico. Cada país, basado en sus principios y valores, prioriza y encauza sus energías económicas, enraizados también con su cultura.

10. En consecuencia, el sentido de los grandes acontecimientos económicos mundiales están dirigidos por lo que pasa en el alma humana, tanto en el alma de sus ciudadanos como de sus gobernantes ¿Qué es lo que buscamos? ¿Cómo queremos desarrollarnos? Una nueva tendencia totalmente ausente de la esencia de los regímenes económicos capitalista, liberal, neoliberal y del sistema comunista, es la necesidad de vivir en armonía con la naturaleza. Los sistemas económicos capitalista y comunista son eminentemente materialistas y enfocados al presente, al corto plazo. No se preserva la naturaleza para el futuro. Se le trata como recurso y debe ser consumida en el presente.

La necesidad de vivir sustentablemente es un anhelo humano por vivir en un mundo mejor. Este nuevo desafío y objetivo se está transformando en una prioridad para Europa cualesquiera sea el regímen político social que gobierna cada uno de sus países. Y está modelando los negocios y la economía a nivel mundial. Este cambio es un elemento definitivo que va en la dirección correcta para resolver la crisis económica del planeta. Pero estamos dando pasos de guagua, estamos gateando, cuando debiéramos estar corriendo hacia la sustentabilidad.

11. Tanto los regímenes políticos totalitarios, los regímenes nacionalistas, los gobernantes que siguen modelos ideológicos del pasado, los empresarios codiciosos, los gobiernos que están fuertemente influenciados por iglesias, no entienden esta demanda por vivir en armonía con la naturaleza. No practican el desarrollo sustentable. No les interesa. Tienen una visión ideológica separada de la naturaleza y del entendimiento de la armonía del alma humana. Su gobierno y políticas y las practicas corporativas de todos los descritos anteriormente no toman en cuenta a la naturaleza ni al ser humano. En consecuencia tenemos en el mundo, intensas y poderosas presiones que arrastran a la sociedad humana a un desequilibrio enorme.

12. Mientras esas presiones no puedan ser balanceadas por los que trabajamos en lado sustentable de la sociedad, será imposible evitar los desequilibrios financieros.

13. La humanidad necesita un modelo económico de equilibrio general. Mientras los gobiernos y las empresas, y personas, en su mayoría toman decisiones basados en un modelo de equilibrio parcial. Dada la masividad de miles de millones de personas y millones de empresas y miles de gobiernos nacionales, regionales, ciudades, etc, que toman decisiones de equilibrio parcial, el resultado no podía ser otro: Desequilibrio total. Ese es quid del asunto hablando en términos de teoría económica. Somos muchos actores económicos tomando decisiones basadas en nuestro particular modelo que maximiza nuestra utilidad y beneficio personal. Y nos olvidamos del conjunto. Olvidamos que el Todo es siempre mayor que la suma de las partes. Por tal motivo, la crisis financiera presente, debe ser encarada con un modelo de equilibrio general. El supuesto equilibrio de una economía perfecta en mercados perfectos, requeriría también de ciudadanos perfectos. Y no lo somos. El comunismo nace de un utopía, que trata injustamente de igualar a todas las personas con la visión del funcionario de turno, y se persigue a todos los que no reflejan ese modelo de "hombre nuevo", vulnerando las libertades y derechos individuales. Esa utopía lleva a definir a esos hombres nuevos perfectos que se eternizan en el poder para decidir por los demás. Tampoco puede aceptarse que el libre mercado tenga competencia perfecta entre ciudadanos perfectos, cuando en la practica no somos perfectos, y unos acumulan más que otros porque no existe esa perfección moral entre los agentes económicos. Mientras que en los regimenes comunistas la experiencia ha demostrado que no todos son iguales, sino que " unos son más iguales que otros "- los del Partido Comunista - acumulando cargos, recompensas, honores, derecho de uso de las riquezas y bienes del estado. Estas dos utopías encierran un concepto de igualdad errado, que se reduce a establecer una supuesta igualdad y perfección moral de unos pocos por sobre la mayoría. El resultado final: unos pocos acumulan la mayor cantidad de bienes, cargos, derechos, honores, etc. Por esta razón, las analizo conjuntamente, porque se complementan y hoy mueven la economía del mundo estas dos visiones. Por otra parte, mientras los gobiernos sigan colocando todas sus energías para compensar y rescatar a los que reclaman porque el humo de la crisis financiera les afecta mucho los ojos, mientras se abandona a su suerte a los que se les quema la vidas y bienes, no hay ninguna posibilidad de encauzar el rumbo económico. ¿Exagerado? Espere unos pocos años más, para que vea la magnitud de los desafíos ambientales, y sus grandes consecuencias en el daño a las cosechas, los problemas productivos y de infraestructura, desastres y caos social que se nos acerca. Si aplicamos un modelo al menos de equilibrio general en economía, estaremos acercandonos un poco para tener una base básica de comprensión del desafio que nos espera.

14. Para hacer un diagnóstico adecuado, debemos usar un modelo holístico, donde materia y espíritu se relacionen. Donde coloquemos en el centro, como un eje, los objetivos del alma humana. Cada pueblo tiene aspiraciones diferentes. Europa Oriental prefirió la libertad a la comodidad económica. El pueblo chino ha preferido un poco de bienestar y estabilidad económica y prosperidad, antes que la libertad. La megalomanía y apego al poder del gobernante del Corea del Norte y su familia se construyen sobre la miseria, y hambre de su pueblo, mientras se convierte en potencia nuclear. Por lo tanto, los fundamentos y motores subyacentes en el alma tanto de gobernantes, como de ciudadanos, son las reales causas que movilizan las energías para ocupar y usar la naturaleza, como para construir nuestra sociedad y economía.

En estas breves pinceladas se muestran algunos argumentos que estarán detrás del valor del dólar y de otras monedas. Porque las monedas son un simple acuerdo entre todos los pueblos, para poder hacer intercambios. No son la riqueza. Son un simple elemento que nos ayuda a intercambiar nuestro trabajo por los bienes y servicios que necesitamos. Por eso, debemos ser inteligentes para que ese instrumento no nos afecte con sus propios movimientos en la economía real.

Por ejemplo: Habría sido muy sensato que Chile hubiese autorizado controles de capitales para detener un porcentaje importante de inversiones financieras de corto plazo, que han afectado el valor del dolar en forma adicional en nuestra economía. Y esa reducción de valor, ha impactado en el mundo real de las exportaciones, importaciones y en los ingresos de las personas que viven de esa actividad. No hay que tener temor a aislar los efectos financieros, porque lo que se debe cuidar son los equilibrios reales. Tal vez no fuese tan significativo el impacto, pero interesan las señales. Durante muchos años Chile tuvo controles en la entrada y salida de capitales externos, y esas reglas le permitieron tener cierta estabilidad financiera. No entiendo por qué ahora se tiene tanto cuidado en aplicar esas normas que resultaron ser exitosas.

No es la única medida que corresponde tomar. Muchas serían originales. Y otras serían refuerzo de tendencias ya en curso. Pero siempre observando la economía real. Una medida obvia es aumentar el nivel de capital propio exigido a los bancos para operar. Cuando las crisis financieras son graves, se corre el riesto de corridas bancarias. ¿Que hacen los estados, a través de sus gobiernos? Salvar a los bancos porque el desequilibrio financiero acarrea crisis sociales. Pero esa no es la solución. Es más sensato, aumentar los niveles de reserva que deben tener los bancos para enfrentar esas posibles crisis. ¿Que sucedería? Que tal vez nunca haya corrida bancaria, porque el público sabría que los bancos tienen reservas para responder. Sabrían que hay seguridad en sus ahorros en el sistema bancario. La crisis financiera reciente ha llevado a solicitar a los bancos en Europa que aumenten el nivel de reservas, pero en mi opinión son muy tibias y en tan largo plazo, que son totalmente insuficientes para enfrentar los riesgos financieros que se avecinan. Casi es un maquillaje y un show. Por lo tanto, continuaremos teniendo crisis económicas generadas por nuestro lenguaje de intercambio: las monedas.

Obviamente en el centro del problema, se encuentra el multiplicador monetario, y toda la existencia de plásticos que aumentan el tamaño del dinero en la economía. La extensión de la bancarización que es un excelente negocio para los bancos, es el mejor transmisor de las crisis financieras. Una sociedad menos bancarizada, sería menos afectada por las crisis financieras. Lo que estoy planteando va en contra de la corriente profesional. Pero se deben diseñar sistemas para mantener la bancarización, pero con filtros para aislar los defectos endógenos de la red financiera misma. Se trata de ayudar al mundo real, a las personas y empresas, pero no puede ser que el elemento de intercambio - el dinero - haya tomado tanta vida propia, que nos afecta en el mundo real. Tampoco existe ningún sistema monetario que aisle a las personas de sus propios errores y ambiciones. Simplemente se trata de re-pensar el sistema financiero como un colaborador del sistema real de vida de las personas, empresa y gobiernos, y no que los gobiernos, empresas y personas tiemblen por los movimientos del dinero. Ceteribus paribus el comportamiento humano. Nada protege al ser humano de sus propios errores, excepto aprender de ellos.

Hoy es el dólar. Mañana el Euro. Pasado mañana: el Yuan. Y entre medio, todas las demás monedas que sufrirán con los movimientos de los gigantes. Es inevitable bajo las reglas financieras actuales que se registre oscilaciones cambiarias y que haya traspasos de riqueza desde las familias, desde las empresas y gobiernos, a los que administran "Don Dinero", que como alguien decía "Es poderoso caballero". Pero este caballero ni siquiera es de hojalata, es de papel, es de plástico, y hasta es de un byte, dinero electrónico. Todos pueden ganar. Lo importante es mantener los equilibrios y corregir desequilibrios causados por el sistema financiero. Y para que no se piense en términos ideológicos, debo aclarar que cualesquiera sea el color político o religioso de un gobierno, tiene un sistema financiero, tiene un papel moneda. En algunos países el dinero es administrado por el sector privado principalmente, y en otros, es administrado por los gobiernos. Hoy día se mueven bajo los mismos criterios. ¿Cuales? Principalmente la ambición de los propietarios del sistema financiero. En Occidente la ambición de los banqueros privados. En China, la ambición de la casta que dirige el Estado. La ambición es el motor del sistema financiero mundial.

Los Gobiernos tienen como misión mantener los equilibrios humanos. Así como necesitamos de las Naciones Unidas y de todas sus agencias, para equilibrar agunos desbalances entre los estados, también necesitariamos una especie de ONU para administrar el sistema financiero internacional. No es tan relevante cual moneda usemos, o como se llame. Sino que su administración contemple criterios universales de justicia y que permita la libre circulación de bienes y servicios.

El banquero del mundo moderno, es la Federal Reserve de Estados Unidos. En segundo lugar lo es el banco de la Unión Europea. En tercer lugar, lo es el Estado Chino. De los tres, el sistema que ofrece mayor equilibrio en la toma de decisiones es la Unión Europea. El banco de China, sigue una lógica nacionalista y de puertas cerradas. Cero transparencia. La Federal Reserve está en el medio de los dos en cuanto a comprender la toma de decisiones.

Para darle mayor estabilidad financiera al mundo se requiere de mútiples cambios. Pero el más fundamental de todos, es que haya un núcleo colegiado central basado en la humanidad y en la economía real. Y este núcleo reporta a las Naciones Unidas.

Los acuerdos de Bretton Woods construidos en la post guerra, son insuficientes para las necesidades reales de la sociedad moderna. Dichos acuerdos son la base del sistema financiero moderno donde el papel moneda no tiene un respaldo directo en un bien como el oro o la plata. Se trata de una convención.

Nunca habrá pleno acuerdo en un sistema financiero regulado internacionalmente, pero tienen que existir ciertos estándares básicos. Por ejemplo, nadie quiere al Fondo Monetario Internacional. Pero cuando hay crisis profunda, no queda otra alternativa a los gobiernos que llamar al FMI y usar sus políticas de restricción de la demanda, para volver a dar un grado de equilibrio al país. Los ajustes son dolorosos. Del mismo modo, se tiene que colocar algunos párametros básicos de regulación a cualesquier nación en el ámbito financiero, porque si esa nación no cumple, arrastra a otros países también a las dificultades. Entonces, se puede aislar un conflicto. Desde que el sistema financiero ha bancarizado a toda la humanidad, es imposible aislar los efectos de una crisis local, a menos que se pague un alto costo. Por tal motivo, se tiene que diseñar un sistema financiero internacional que actúe de manera preventiva de los conflictos.

La inflación ha sido una dificultad significativa en muchos países. Pero debe diferenciarse de la inflación generada por gobiernos populistas que impulsan artificialmente la demanda, a la causada por escacez real de bienes como podría ser por una sequía, inundación, etc. Como de aquella causada por no producir lo suficiente por mala organización.

Otro fenómeno futuro que no quiero extender en este artículo, es la posibilidad cierta de inflación y períodos de deflación. Serán más frecuentes de lo esperado. Un ejemplo sencillo. Gran inflación por pérdidas de cosechas debido al cambio climático en un año determinado. Y al otro año o al otro ciclo, precios a la baja por grandes siembras y cosechas. Y a la vez deflación de precios de bienes en áreas costeras del mundo que empiezan a sentir el alza del nivel del mar, debido también al cambio climático. Inflación y deflación conjuntamente pero generada por las consecuencias del cambio climático.

Por ello, es muy importante estabilizar el sistema financiero y tomar medidas para evitar esas oscilaciones o para anticiparse a ellas. O bien para "estirilizarlas" oportunamente una vez generadas. O para usar ese impulso para guiar a la economía real. Siempre viendo los efectos en el mundo real. El sistema de precios dirige a la economía real y todo intento por fijar masivamente los precios desde el Estado - salvo excepciones - han sido un rotundo fracaso. El dólar es un precio más de la economía, pero vaya que implicaciones tiene. Orienta inversiones, incentiva exportaciones o importaciones, etc. El precio de las monedas que sirven de divisas va ligado íntimamente a la tasa de interés, especialmente a la tasa de interés en moneda local y a la diferencia de paridad entre ellas. Entonces, no puede solo ajustarse el tipo de cambio en un país que tiene una moneda que no es una divisa internacional, sino que también debe observarse la tasa de interés local. Ambos precios están relacionados: tasa de interés y tipo de cambio. En consecuencia, debe comprenderse claramente el rol de una moneda para fijar precios, o mejor dicho, para expresar el valor económico de un bien o servicio. Y también ver la tasa de interés. Usar el sistema monetario para dar fluidez a la economía real.

El mundo tuvo un desarrollo impulsado por el gasto fiscal después de la II Guerra Mundial. Luego las políticas monetarias se transformarían en el centro de las políticas económicas desde 1970 aprox hacia adelante. Pero las políticas monetarias ya no son suficientes para impulsar el desarrollo. USA, Europa y otros países han estimulado sus economías con grandes paquetes de gasto fiscal. Sin embargo, están salvando a los que han creado el problema y no han aprovechado la ocasión para hacer realmente una reforma al sistema financiero. Tampoco han incentivado lo suficiente a nuevos actores económicos más ligados al mundo real. Por mucho que se estimule la economía mediante el Estado, si esos subsidios, gasto social y créditos al mundo real, no son realmente productivos, se está ampliando la magnitud de la crisis financiera. Y ese es mi temor. Que muchos fondos gastados por los Estados, no van a generar la suficiente productividad y valor. Por lo tanto, se está extrayendo dinero del público mediante impuestos, que no va a ser bien utilizado. También se está gastando reservas de los Estados y pidiendo dinero al sector privado, que serán mal utilizados parcialmente. ¿Por qué? Porque siguen haciendo un mal diagnóstico de las causas de la crisis. Y esos dineros gastados por el Estado que no sean suficientemente productivos, van a ser una pérdida del ahorro de la sociedad. Además hay endeudamiento que pagar a largo plazo. Intereses y amortizaciones de capital hacia el futuro, que van a disminuir el potencial de gasto de los gobiernos en lo que realmente es su función: salud, educación, gasto social, justicia, seguridad, etc. Los gobiernos van a tener problemas de caja, para financiar su gasto futuro, porque tienen que pagar créditos o porque se comieron el ahorro de generaciones para arreglar los problemas. Y disminuir el gasto social, siempre trae consecuencias sociales y políticas por el desempleo, por cortar servicios y beneficios, etc.

Entonces, me preocupa muchísimo que exista este mal diagnóstico. Existen diagnósticos parciales correctos. Pero ahora se trata de un análisis económico de la humanidad, de un análisis económico de los recursos del planeta. Y no se trata de solucionar un déficit de un gobierno, cuando muchos gobiernos estarán en déficit. Hay que tener una visión más amplia.

Se tiene que retornar a la economía real, con una visión renovada de la naturaleza, del capital humano, de lo que entendemos por bienestar, lo que consideramos justo para los ciudadanos, debemos retornar a una sociedad donde la educación esté en el centro del concepto de desarrollo.

La sociedad humana que valora la libertad, la sustantabilidad, la felicidad junto a la responsabilidad por el conjunto de la humanidad y el planeta, desvinculada de ideologías, es una realidad completamente nueva. Y muy real.

El sistema financiero y la economía debe apoyar esos desarrollos y objetivos del alma humana.

¿Cual será el valor del dólar, del euro, del yuan en un año más? También hay que proyectar junto a ello, el valor de la tasa de interes. Ojalá llegue el día en que la respuesta a estas preguntas no sea tan relevante para la vida real de las personas, familias, empresas, estados y para la humanidad. Hoy es urgente. Pero lo urgente no debe hacer perder de vista lo fundamental e importante. No confundir el humo con el incendio. No confundir las causas con los efectos. Y sobre todo lo anterior, no olvidar que somos seres holísticos, complejos y universales. Si queremos hablar de economía humana, también debemos hablar del espíritu y el alma de la cultura y civilización, que junto a la naturaleza, son el real motor de la economía y de los movimientos de las paridades de las monedas. No es el momento de simplificar los análisis porque repetiremos diagnósticos errados. Es hora de atreverse a hacer análisis más inclusivos, más amplios. ¿Por qué? Porque el ser humano ya no tiene espacio para jugar con la naturaleza. Porque la humanidad a alcanzado tal grado de masividad sobre el planeta, que está jugando a ser Dios. Si mañana todos decidimos almorzar un pescado, y si un pez alcanza para cuatro personas, mañana sacaríamos aproximadamente 1.500 millones de peces de los mares. Y si decidimos comer dos veces a la semana durante un año esos pescados, extaeríamos 12.000 millones de peces mensuales. Serían 144.000 millones de peces anuales. Simplemente no alcanzan a reproducirse los suficiente los peces para que repitamos el próximo año la misma dieta. Eso está sucediendo. Por esa razón los Estados asignan cuotas de pesca cada vez más restrictivas a las flotas pesqueras. El mar ya no tiene la suficiente abubndancia de otrora. Estamos matando la Creación. Por eso digo que estamos jugando a ser Dios, o jugando a ser dioses. Lo estamos haciendo todos los días. Durante décadas tuvimo alcantarillado y tiramos la cadena, y nuestros lavaplatos y baños contaminaron ríos, lagos y mares. Pero al ser ahora miles de millones haciendo lo mismo, ya el resultado no es neutro para las aguas del planeta. Estamos contaminando, por eso tampoco hay suficientes peces. Lo mismo pasa con nuestros autos. Cada año contaminamos más y más. Ahora sabemos que nuestro lindo auto que nos sirve para llevar al hijo al Jardín Infantil todas las mañanas, también está abriendo un agujero en la capa de ozono. Y mientras salvo y protego a mi hijo de los riesgos de la vida en el presente, estoy a la vez alimentando un monstruo en el cielo, que le puede causar cáncer cuando sea joven o adulto. ¿por qué sucede esto? Porque tomamos decisiones económicas parciales, y el planeta y la humanidad deben aprender a tomar conciencia universal. Esa es la lección de vida, ese es el real desarrollo humano: ser más sabios, más amorosos, más justos.

Entonces, no podemos seguir pensando en modelos de equilibrio parcial, ni siquiera nacionales, o de empresa. Es la hora de la ECONOMIA REAL CON MAYUSCULAS. Es la hora de la ECONOMIA PLANETARIA. Para entenderla hay que comprender el alma humana y el alma de la naturaleza. Somos dioses rompiendo la Creación. Es hora de que asumamos también el rol de dioses reconstruyendo esa Creación. Algunos creen que es muy tarde. Pienso que es posible intentarlo. Porque somos capaces de entender totalidades. Somos seres universales en conciencia, en entendimiento y en amor. Es hora de tomar el desafío.

Espero haber contribuido al debate de las proyecciones financieras.

Teófilo L. Martínez
Economista (egresado) Universidad de Chile
Santiago, 05 Enero 2011